La historia de KOLUMBUS está estrechamente ligada a las gestas logradas por Christoph Kolumbus allende los mares. De hecho, la presentación oficial tuvo lugar el 12 de octubre de 2014, fecha en la que se conmemoró el 522 aniversario del descubrimiento de América por parte del almirante.

Su espíritu audaz y valiente pervive en nosotros, por eso hemos decidido hacer de nuestra pasión nuestra profesión. Las hazañas de Kolumbus han viajado a través de los siglos para crear un puro intenso y equilibrado; un legado que perdura gracias a KOLUMBUS.

Christoph Kolumbus, un gran aficionado a los puros

“El 28 de octubre de 1492, cuando Christoph Kolumbus desembarcó en la bahía cubana de Bariay creyendo que había llegado a Las Indias, su mayor curiosidad fue encontrarse con unos indígenas que portaban en sus labios unos rollos encendidos de hojas secas que despedían un humo azul y aromático. Éstos los empleaban para aliviar dolencias, curar enfermedades de la piel y celebrar sus ceremonias rituales.

kolumbus-indigenousA su regreso a España, el Almirante de la Mar Océana llevó consigo un cargamento de hojas y tizones que había recibido como regalo. Y es que Kolumbus fue un amante de los cigarros, pero tuvo que llevarlo en secreto debido a las repercusiones de la Inquisición, que consideraba que sólo el diablo podía dar a un hombre el poder de sacar humo por la boca.

En sucesivos viajes al Nuevo Mundo, teniendo que pasar siempre por las Islas Canarias, esparció en la isla de La Palma numerosas semillas de la planta de tabaco para que brotasen en sus verdes laderas de medianías. Gracias a la acción de los fuertes vientos alisios propios del lugar y a que dispone de un clima muy similar al de Cuba, se dio paso a una nueva era con la producción del puro palmero hasta nuestros días.”

El vínculo entre las Islas Canarias y Cuba

El intercambio comercial entre el Viejo y Nuevo Mundo continuó años después del glorioso descubrimiento realizado por Kolumbus. Gracias a su posición estratégica en el Atlántico, las Islas Canarias fueron parada y fonda para los barcos que navegaban hacia las Indias Occidentales. Tantas idas y venidas convirtieron a los canarios en ávidos viajeros y a Cuba en el destino ideal. En los albores del siglo XIX, la isla caribeña era el productor de tabaco más relevante del mundo, empleando a buena parte de los 120.000 canarios que decidieron cambiar de isla en busca de prosperidad. Para poder cubrir la demanda y dada la necesidad de contar con nueva mano de obra, las autoridades locales expidieron licencias a los recién llegados para que pudieran plantar tabaco y comenzar así a elaborar puros de forma artesanal.

Aunque existen documentos que acreditan que ya por 1723 se producía tabaco en las Canarias, el aprendizaje se materializó y perfeccionó en Cuba. Cuando la isla se independizó de España en 1898, los canarios regresaron a su tierra y con ellos el arte de elaborar puros. La climatología de La Palma y Tenerife hizo que se habilitaran zonas de cultivo para el tabaco y que los chinchales prosperaran, situando a las Canarias en el mapa de los aficionados a los puros incluso cuando el vapor sustituyó a la navegación a vela y ya no era necesario pernoctar en las islas.

La dedicación, entrega y destreza de los canarios han convertido a sus vitolas en un arte y tradición cuyo legado perdura con KOLUMBUS, un puro premium único y exclusivo, elaborado totalmente a mano en La Palma. Está compuesto por una rigurosa selección de tripas largas de tabaco palmero 100% natural, añejado en cámaras de cedro español y encapado con el mayor de los cuidados. Su aroma y su sabor, su fortaleza y su quemado parejo hacen de KOLUMBUS uno de los mejores puros artesanos del mundo.